Qué me sobra en la Vida

Todo lo que hoy comparto es desde mi visión y experiencia personal. Aquello que sentía el niño y hoy siente el adulto tras su aprendizaje.
Partimos de la base de que nada es real, que todo es como uno lo ha vivido, creando su realidad y desde el sueño más profundo.
Hoy siento que debo compartir mi experiencia, he decidido recorrer un nuevo camino junto a vosotros. Quizás mis experiencias puedan ayudar a acortar vuestra búsqueda ya que, seguramente estáis teniendo experiencias similares. Aunque cambie el escenario, para mí, lo importante son las sensaciones, emociones, sentimientos y pensamientos que nos asaltan en nuestro día a día.
Mi vida no ha sido un camino de rosas, pero también reconozco que han habido muchísimos momentos en los que me he sentido muy bien y con la sensación de que era perfecta.

Hoy la veo desde el agradecimiento, sabiendo que todo lo vivido, agradable y desagradable, no podía ser de otra forma debido a la conciencia que tenía en cada momento.

Me siento agradecido por la vida, por todas las experiencias y aprendizaje recibido.
He sido una persona con grandes éxitos y fracasos personales, sobre todo, en el mundo laboral. Siempre he estado rodeado de grandes personas y de aquí viene mi mayor aprendizaje.

Las personas, desde que nacemos, necesitamos ser aceptados por nuestra familia para sobrevivir, nos estamos relacionando continuamente. Las relaciones las solemos vivir como muy gratificantes y con mucha dificultad en muchas ocasiones.
Cuando estamos dispuestos a avanzar y aprender, no nos queda otra que observar qué ocurre en nuestra vida externa e interna.

Desde mi punto de vista, la base principal para la vida es la gratitud, apartar todo juicio y culpa por lo vivido. Hemos de tomar como un gran regalo la oportunidad que nos da cada experiencia para avanzar como personas y seres en evolución.

De niño me sentía introvertido en lo personal, incomprendido y lleno de grandes complejos. Hoy, puedo entender que las personas que observaban desde fuera no lo comprendiesen e incluso no llegaran a creerlo. Realmente era un niño muy afortunado desde el punto de vista material y familiar, tenía la gran suerte de contar con todos mis seres queridos :padres, hermanos, amigos, familiares…aunque, dentro de mí existía un vacío. En aquel momento no sabía ni entendía nada. continuamente demandaba afecto y comprensión, pedía a mis padres (sobre todo a mi madre): abrazos, besos, tiempo de juego y dedicación, que no solía tener, al menos yo lo sentía así, no tenía aquello que demandaba.

Visto desde el adulto, hoy sé que, por mucho que me diesen en aquel momento nunca sería suficiente. El niño crecía con esa sensación de carencia de afecto y comprensión.

Mi madre no fue una persona que mostrase su afecto con abrazos y besos (siempre nos cuidó a nivel biológico de forma extraordinaria). Hoy puedo entenderla, ella nunca tuvo ese afecto, no supo dar, pues nunca recibió. Al niño eso le daba igual, él no entendía esa carencia y la demandaba continuamente.
Crecí con mucha inseguridad afectiva, que dió lugar a mi inseguridad personal respecto a mi físico, sin embargo, hoy sé que fuí más bien agraciado que desafortunado.Esta inseguridad personal me hizo crecer con miedo al rechazo, miedo me hizo desarrollar otras facultades y habilidades para sobrevivir y ser aceptado en sociedad (en el rebaño). Desarrollé una gran intuición, empatía y amabilidad afectiva que rozaba el servilismo, a través de la complacencia hacia el otro, para ser aceptado y querido. En estos momentos puedo darme cuenta que buscaba el reconocimiento social y familiar. El reconocimiento de tu tribu.

¿Cuántas cosas hacía aquel niño, por una recompensa afectiva, que no quería hacer realmente?

¿Cuántas situaciones y responsabilidades, que no le pertenecían, se tomaba como suyas por ganar esa aceptación?

Siendo un niño bueno, ejemplar y complaciente, todo podía funcionar, al menos eso sentía y pensaba el niño de forma inconsciente.
Inventas un rol, un personaje, creas una mentira, que arrastras toda tu vida, de aquello que crees ser y que te dijeron que eras. Pero, llega un momento en que decides despertar de ese sueño (ese despertar no suele ser agradable pues, al cambiar tu rol, las personas allegadas a ti no les suele resultar Toda esta función lleva implícita la falta de Reconocimiento Personal, el No Merezco si no doy, el No Valgo por lo que soy. Dos Creencias existenciales muy poderosas que marcan tu experiencia, de una forma determinante, para el resto de tu vida.

Cuando se activan estas creencias desde plano limitante, tienes que desarrollar y contrarrestar con otras creencias que puedan compensar las que te limitan.
Realmente,siento que lo que hacemos es focalizar todas las experiencias que podemos hacia las creencias que sentimos que nos ayudan y sostienen en equilibrio. Visto desde hoy, es un gran error, pues lo que hacemos es guardar nuestros miedos en la oscuridad, sabiendo que antes o después tendremos que enfrentarnos a ellos.

Lo que rechazas de ti te condena, lo que aceptas de ti, te libera.

Todos estos conceptos han cambiado de forma agradable para mí, se irán aclarando a lo largo de los siguientes artículos. Hoy, siento que no hay creencias ni limitantes ni potenciadoras, y así lo comparto en conferencias, cursos y consultas personales.
Retomando la experiencia del niño, tenemos que compensar la carencia desarrollando abundancia en otras experiencias de la vida, lo que nos lleva a un extremo, produciendo un nuevo desequilibrio en nosotros. En mi caso, el exceso estaba en la complacencia y el cuidado hacia las personas que quería o tenía cerca. Ahora, sé que ese complacer implica incoherencia y un desgaste atroz que antes o después pasa factura.

Cuando buscas ese reconocimiento fuera, dejas de respetarte, te llenas de juicios y culpas incansablemente. De forma inconsciente, te conviertes en un gran controlador y manipulador, todo se hace a través de la búsqueda del afecto, no hay mala intención, todo lo contrario. Estás tan inmerso en tu papel de víctima social, que lo haces sin más, sin darte cuenta que vas hacia el servilismo e incomprensión. Todo esto se hace para ser recompensado con una frase magistral: ¨Que bueno eres”. Sin darte cuenta, te estas convirtiendo en una persona extremadamente egoísta.

¿Cómo es posible que sea egoísta, si estoy dando todo a los demás? Te conviertes en un egoísta y terrorista hacia tu persona, no te estas respetando en absoluto, terminas agotado y derrumbado. ¿Por qué?

Porque detrás de todas estas acciones, estas esperando un resultado, una recompensa, esperas que te devuelvan, a través de tus acciones, todo el afecto que tú diste, esperas el mismo comportamiento hacia ti. Claro, esto no suele ocurrir. De esta forma entras en frustración, dándole fuerza a la falta de afecto recibida una y otra vez. Cada vez más incomprensión y con ello acentúas tu No Reconocimiento. Realmente es lo que estás pidiendo experimentar al universo, que te dé la razón de lo que crees (lo que crees, lo creas).

¿Ves? Tenía razón, no me quieren lo suficiente, no se acuerdan de mí, no me siento merecedor, ni siquiera me lo han agradecido… ¿Te suena que haya ocurrido en algún momento de tu vida? (sobre las peticiones y ley de atracción, hablaremos también en profundidad).

Hoy, soy consciente de que la mayoría de las personas a las que ayudaba, no me habían pedido nada, por lo tanto, aunque me volcase en ellas, no sentían deuda alguna conmigo, más bien, todo lo contrario. Era yo el que tenía que estar agradecido por tenerlos a ellos y permitirme ayudarles sin más. Ellos me hacían el favor de que pudiera mostrar la capacidad de afecto que tenía. No podía darme cuenta pues, detrás de cada acción había un condicionante. Lo hacía con la esperanza, la espera de ser aceptado y querido.

RELACIONES Sanas y Tóxicas. Desarrollo Personal con mamá, papá y nuestro niño interior

También podemos hablar de las acciones hacia las personas que sí me pedían ayuda o realmente tenían la necesidad. Aquí también esperas que ellas te devuelvan pero, ¡Es imposible amigos!, la persona necesitada no puede dar. Es como darle una moneda a un pobre y esperar que mañana te la devuelva.¿Cómo esperas que te den las personas que lo necesitan? Están en carencia o simplemente no saben dar.

No hay que empeñarse en recibir aquello que das, y mucho menos que venga de la misma persona. Esto no funciona así. Hoy lo sé, soy consciente de ello.Siempre que te obsesionas y esperas un resultado, condicionas tu experiencia. Todo lo que das, hay que hacerlo sin condición, sin esperar resultado y con gratitud. Cuando lo haces así, sin esperar nada y con total amor hacia la acción y la persona, en total coherencia con uno mismo, el universo te recompensa muy gratamente. Seguro que te llega multiplicado, es más, normalmente llega por las acciones y personas que menos podrías imaginar (deja abierto siempre el resultado).

Saber dar y recibir es un don que llevamos dentro y, debido a nuestras falsas creencias, nos desconectamos de él. Cuando te abres a dar y recibir sin más, la vida te recompensa, el universo te da. Y… ¡Cómo nos sorprende!
El niño crece en una carencia inventada, nadie le dijo al niño que no necesitaba nada externo a él, que nace con todos sus recursos, que todo está en su interior, que nadie puede reconocerlo o comprenderlo si antes él no se ha Reconocido y comprendido. Esta es la película que nos montamos desde niño, cada uno con su personaje y expresión, creyendo que nos falta siempre algo, que somos seres incompletos.

Hoy amigos, puedo decir, a través de mi experiencia todo lo contrario.
Cuando crecemos, llega un momento en el que nos dicen que todo está en nosotros, que busquemos dentro. Lo creemos y miramos, pero seguimos sin ver. Nos damos cuenta de que no encontramos tampoco dentro, desistimos en muchas ocasiones y seguimos buscando fuera. Nos siguen diciendo que somos seres completos, que no nos falta nada, que somos abundantes y nacemos totalmente plenos.
Nadie nos dijo en nuestra infancia que fuese así y, mucho menos nos enseñaron a mirar y conectar con nuestro poder. La información más influyente viene de nuestros progenitores, del momento de nuestra concepción.

Formacion Talleres ReconoceteEs el momento de tomar conciencia, dejar la queja y actuar.

Mi experiencia me lleva a observar. Cuando crees que no eres un ser completo buscas, y buscas fuera de ti, aunque te digan continuamente lo contrario. Nuestras creencias y experiencias nos han marcado tanto que es casi imposible para nosotros mirar hacia dentro.
Personalmente, lo que más me ayudó fue la siguiente observación. Os cuento.
Me sentía un gran buscador, incluso estaba orgulloso de ello, pero nunca me sentía satisfecho. Cansado ya de tanta búsqueda, rendido ante la lucha continua de no encontrar esa sensación de totalidad, me sentía agotado emocionalmente y mentalmente, tan agotado, que mi cuerpo no me permitía seguir avanzando,(es cierto que, cuando tocas fondo, solo queda resurgir). Tras rendirme a la vida, pude ver con claridad.

No me falta nada en absoluto. Soy un ser pleno y abundante

¿Por qué soy incapaz de verlo en mí?
Tras mi rendición, fui consciente de que no podía ver y me plantee el hecho de que quizás había algo que no me deja ver.Fué entonces cuando entré en comprensión y certeza.¡Eso es! me dije:

Me Sobra, No me Falta

Pude entrar en la certeza absoluta. El sol está brillando constantemente y no tengo ninguna duda. Cuando una nube se posa delante,no lo veo, pero en ningún momento dudo que haya dejado de brillar o haya desaparecido.Nosotros somos exactamente iguales, yo soy esa luz que brilla sin cesar, mi brillo está siempre activo y con total intensidad. No lo veo por las nubes que he puesto delante a lo largo de mi vida. Comprendí que tenía que hacerme la pregunta desde Lo Que Me Sobra.

¿Qué nubes tapan mi brillo?
¿Qué me Sobra para sentir mi alegría?
Quizás Tristeza… esa puede ser una nube.

Jose Antonio Gonzalez Calderon--ReConoceTe-Un-viaje-que-te-conduce-a-reconocer-tu-gran-poder-personal-en-tu-cuerpo-físico,-emocional,-mental-y-energéticoAhora lo he visto, tengo la certeza que es así. Esta pregunta me permite mirar hacia dentro y ver que soy un Ser Abundante. Tanto es así, tanta abundancia tengo, que en ocasiones es un exceso. En momentos de mi vida, ese exceso no me deja ver mi brillo. Siempre estoy en esa abundancia, aunque pueda ser desagradable o desequilibrante.
Para la mente, sobre todo para la mente inconsciente, esto supone poder relajarse, dejar de luchar, de buscar, no tiene que hacer nada, esta todo en mí, la mente lo entiende sin más.

Si te preguntas a ti mismo ¿Qué me sobra?, notarás como, sin ningún tipo de lucha, podrás desprenderte de aquello que no necesitas, es automático.

Si te preguntas ¿Qué me falta? observa y verás cómo, de manera rápida y automática, la mente se pone referencias externas y busca fuera de ti. Por supuesto nunca lo encontrará. Tendremos momentos que nos conecten con las sensaciones y emociones de felicidad, pero siempre son pasajeros, todo nace y muere. Sin embargo, si la felicidad la has encontrado dentro, estará eternamente contigo, incluso cuando sientes que te has desconectado, rápidamente puedes decidir mediante esta pregunta conectarte de nuevo. Una vez que se ha localizado, nunca se pierde ese poder. Ya tienes la certeza de que no tienes que hacer nada para encontrar esa sensación.

Te agradezco que si estas palabras te han ayudado, marca un te gusta. Si crees que pueden ayudar a otras personas, compártelo, ambos te lo agradeceremos.

Gracias por compartir tu tiempo conmigo. Feliz Vida.

FORMACIÓN DE CREACIÓN CONSCIENTE
Taller 1 (Ya disponible para ver) Conectando con tu abundancia – José A. González Calderón

FormAcion CreAción Consciente

En directo De 20h – 22h ( Hora de España GTM+2 ) y si no estás en directo accedes a verlos cuando quieras
Martes – 2 Junio 2020
1.- La Ley de la Creación. Ley de Atracción
Miercoles – 17 Junio 2020
2.- liberando Memorias de Carencia y Sumisión.
Miercoles – 1 Julio 2020
3.- Liberando los miedos.
Miercoles – 15 Julio 2020
4.- Conectando a tu abundancia divina.
Miercoles – 29 Julio 2020
5.- Reescribiendo tu historia. Creando tu nueva línea de tiempo.

Ya disponible para ver Taller: CONECTANDO CON TU PROPÓSITO DE VIDA (4 horas)- José Antonio González Calderón

CONECTANDO CON TU PROPÓSITO DE VIDA

AVISO, en el email llega un link que no linka, copialo y pegalo en tu navegador para acceder al video formativo

Feliz Travesía del Ser

[/fusion_text][/fusion_builder_column]

Para Apoyar y contribuir al proyecto 

Donar

18 AL 28 DE AGOSTO DEL 2020 – VIAJE A EGIPTO CON YOLANDA SORIA, LUIS PALACIOS Y JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ – RECONEXIÓN CON TU ESENCIA DIVINA

Viaje a Egipto

Gira Mundial FormAciON ReConoceTe 

Gira Mundial La Travesía del Ser

Contratar Sesiones o Procesos Individuales con José Antonio González Calderón
Sesiones o Procesos Individuales

Meditaciones ReConóceTe José Antonio González Calderón
MeditAcionES

[/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

FORMACIÓN PRESENCIAL LA TRAVESÍA DEL SER RECONOCETE 2020

retiro-corte-reptiliano-valencia
Formación completa Método de Liberación y Sanación Psico-Emocional y Energética COLOMBIA
21-al-25-octubre-2020-cdmx-mexico-formaciones-rts-punto-0-con-jose-antonio-gonzalez-calderon

Especialista Certificado en BioNeuroEmoción por el Instituto Enric Corbera. Master Hipnosis Ericksoniana. Formador y PsicoTerapeuta Especialista en Coaching, Master PNL. Formador de Formadores. Diplomado en Auriculoterapia.  Maestro Reiki Usui y Tibetano. Maestría en Técnica Kanagara, Sanergía Nivel IV lic 230. Master Teacher Kanagara. Graduado en Osteopatía. Emprendedor y Director Comercial con más de 20 años de experiencia gestionando y Liderando Equipos Comerciales, Formador de Crecimiento Personal. Coach y Mentor de Crecimiento y Desarrollo Personal. Especialista en Terapias Emocionales. José Antonio González Calderón: Sanador de Vida

Deja tu Comentario

En cumplimento legal, he leído y acepto la Política de Privacidad.
Información básica sobre protección de datos:
• Responsable: José Antonio Gonzalez Calderón
• Finalidad: responder a tu comentario en caso preciso. Controlar el spam y gestión de comentarios
• Legitimación: tu consentimiento a través de este formulario.
• Destinatarios: No ofrezco tus datos a terceros, salvo por obligación legal.
• Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
• Info adicional: todos los enlaces disponibles al pie de esta página.